Una ciudad fortificada, única Kremlin es la perla de la capital rusa, es un conjunto de edificios, en si un antiguo castillo en el que dio comienzo la gran historia de esta asombrosa ciudad. Antiguamente sobre la colina "Borovitsky" junto al río, en medio del bosque, se edificó una pequeña fortaleza de madera. Quien pensaría que aquella fortaleza seria el mayor conjunto arquitectónico, el mayor castillo del mundo. ¡Es único, entrar en el y pasear por el, es un placer para los que visitamos la ciudad! Sorprenden, como no, al ver semejantes murallas almenadas del los años 1485, su longitud es 2.235, altura entre 5-9 mt por un grosor de 3,5 - 6,5 mt. Sus 20 torres con sus nombres, coronadas con estrellas rojizas, como no admirar esta gran ciudad fortificada a la cual accedes por la puerta o torre de la Resurrección. Durante mucho tiempo ocupo el centro del poder político del país, su Armería, un gran edificio hoy un museo, edificios presidenciales de gobierno, el Gran Palacio del Kremlin, la Plaza Roja, desde la que obtienes unas vistas directas de la muralla, de las Catedrales con increíbles cúpulas doradas, que gran palacio. El Gran Palacio del Kremlin, de mediados del XIX, lugar para las recepciones oficiales del presidente de Rusia. Es mayor atractivo de la ciudad ya que es a su vez el corazón de la capital rusa. Pero tras pasar la puerta, enorme y ver lo que hay tras ella, sus cañones, edificios monumentales, sabes que te llevara tiempo y que nos aguardan una visita inolvidable, ¡¡como así fue!!